Uno de los problemas de las fotos antiguas es que pierden su tonalidad inicial producto de la oxidación de los químicos, tanto en fotografías en papel, como en dispositivas.

En el siguiente ejemplo veremos una fotografía que presenta unos tonos “magenta”,  perdiendo su encanto natural.

En este ejemplo mostramos con pasos sencillos como corregir rápidamente una fotografía que presente este deterioro, haciendo la salvedad que hay varias formas de hacerlo, unas más complejas que otras.

La foto original tomada en 1998, la derecha corregida con Photo Shop

 

A la foto original primero la ajustamos con color automático

 

Reducción de brillo

 

 

Dimos un poco de saturación de colores, perdidos en el original

 

Este ejemplo es muy fácil, repito hay varias formas de hacerlo, otra es jugando con capas, mezclas, etc

Si necesitas un trabajo de video, fotografía o tratamiento de imágenes, visita espro.es