Cada vez más emprendedores se plantean hacer por sí mismos y sin ninguna ayuda profesional su propia web, pero muy pocos consiguen construir una web vendedora. Estas son algunas de las razones por las que no llegan al éxito:

  1. Un equipo es mejor que uno: Messi no pudo con Alemania, que demostró ser un equipo a lo largo del Mundial. Echaba en falta a Xavi,  Iniesta y al equipazo del Barça de sus mejores tiempos. Aprende de su experiencia y, aunque seas un crack, no le des ventaja a tu competencia jugando solo.
  2. Nadie es especialista en todo: ¿te atreves con todo? Diseño, programación, redacción, edición, marketing, SEO…Piénsalo un momento. ¿Puedes ser portero, defensa, centrocampista y delantero y hacerlo todo bien? ¿Te imaginas a James, Messi o Cristiano parando penaltis?
  3. Perspectiva: es muy difícil ocuparse hasta de los más mínimos detalles y tener al mismo tiempo la visión general del conjunto, por eso la mayoría de los equipos de fútbol tienen un técnico que aunque pudo haber sido jugador, ya no se dedica a ello, sino a diseñar el equipo, a asignar roles, a crear sus planes tácticos y de entrenamiento.
  4. ¿Quién se ocupa del negocio?: a un equipo de especialistas experimentados le lleva su tiempo, trabajando a jornada completa, crear una web de éxito. Si tú no eres especialista ni tienes su experiencia, necesitarás abandonar el negocio para construir tu web o abandonar tu web para construir tu negocio. Y eso sí que es un mal negocio.
  5. Descanso: incluso Dios el séptimo día descansó, pero si tú pretendes gestionar tu negocio y al mismo tiempo crear su web corporativa o peor aún, su tienda online, sin ayuda, no tendrás ni un momento para respirar en mucho tiempo. Y lo acabará pagando tu salud, tu familia y tu negocio.

Fuente: pgbservices